CALOR Y YOGA



¿Que hago con la sensación de calor y mi práctica de yoga en verano?


El calor te resta energía y puede que te desanime a continuar o a empezar con la práctica de Yoga.


Al llegar el verano con fuerza, empiezas a transpirar en las clases de yoga, utiliza esta herramienta de calor a tu favor, para realizar un detox .

Tu organismo regula todo el calor mediante la transpiración, te ayuda así a mantener una piel sana, elástica y al mismo tiempo a eliminar toxinas que puedas haber acumulado.


En las práctica de verano trabajarás mas posturas y respiraciones refrescantes para regular la temperatura corporal.


Elige una sala que esté bien ventilada con aire natural y aprovecha para trabajar mediante las asanas aspectos de renovación, y empoderamiento.


Las prácticas de primera hora de la mañana te ayudan a afrontar el día con más energía y las últimas de la tarde te servirán para dormir mejor a pesar del calor.


Es importante que te mantengas bien hidratada con verduras y frutas que son alimentos frescos y que vengas como siempre con tu digestión bien echa a la práctica.


Una buena toalla antideslizante sobre tu esterilla, te puede ayudar mucho a sentirte menos incomoda, percibiendo en menor proporción la sensación de calor.


Intenta que tu ropa este elaborada con un tejido fresco y traspirable para que te aporte sensación de libertad.


¡Que tu cuerpo y tu mente sigan estando en equilibrio en verano!



41 vistas